Cada vez que tengo la oportunidad de emprender en un nuevo ámbito, mi primera lectura esta dirigida hacia los principios que rigen el trabajo dentro de esta área, sea de comunicación, diseño, desarrollo, animación o fotografía. Esto me ha permitido ejecutar trabajos de un nivel aceptable, aun cuando mi experiencia no juega a mi favor, entonces como diseñador de Apps, tienes la oportunidad de crear productos extraordinarios que lleguen al top de los conteos de las Apps. Pero para llegar a esto debes cumplir con altas expectativas de calidad y funcionalidad.




Tres temas principales diferencian iOS de otras plataformas y se convierten en nuestros principios:

1.- Claridad

A través del sistema, los texto son legibles para cada tamaño, los iconos son precisos y lucidos, los adornos son apropiados y sutiles, y un enfoque basado en la funcionalidad según el diseño. El espacio, el color, las fuentes, los gráficos y los elementos de interfaz de segundo plano destacan sutilmente el contenido importante y transmiten la interactividad.

2.- Argumento:

El movimiento fluido y una interfaz nítida y hermosa ayudan a las personas a entender e interactuar con el contenido y así nunca compiten con él. El contenido suele llenar toda la pantalla, mientras que la translucidez y el desdibujamiento suelen sugerir más. El uso mínimo de los biseles, gradientes y sombras mantienen la interfaz ligera y ventilada, asegurando al mismo tiempo que el contenido es primordial.

3- Profundidad:

Distintas capas visuales y movimiento realista transmiten la jerarquía, imparten vitalidad y facilitan la comprensión. El toque y la capacidad de descubrimiento aumentan el deleite y permiten el acceso a la funcionalidad y al contenido adicional sin perder el contexto. Las transiciones proporcionan una sensación de profundidad a medida que navega a través del contenido.

Para maximizar el impacto y el alcance, es indispensable tener en cuenta estos principios al imaginar la identidad de tu aplicación.